Site Loader

¿Quién es el hombre más rico del mundo? ¿Quién es el hombre más rico del mundo? Esta es una pregunta que no sería posible responder sin antes preguntar qué significa realmente ser rico. Por supuesto que cada quien tiene un concepto muy personal y distinto, pero en líneas generales se podría decir que la riqueza es aquello por lo cual trabajamos. Así que, ¿para qué trabajas? Vivimos en una sociedad sumida en el consumismo desmedido; hemos sido criados para creer que el dinero es siempre sinónimo de éxito y satisfacción, pero no nos cuestionamos nunca para qué realmente lo queremos, simplemente asumimos que nos hará felices y punto. Así que nuevamente te pregunto, ¿para qué trabajas? Y, ¿qué esperas conseguir? ¿Cuáles son tus objetivos en la vida? ¿A dónde esperas poder llegar? Tal vez suenen como preguntas cuyas respuestas son muy obvias, pero realmente no lo son. Si te sientas a reflexionar entorno a ellas, probablemente descubras lo mismo que descubrió el empresario en esta fábula de Paulo Coelho titulada “El empresario y el pescador”:Un Empresario estaba en el muelle de un pueblo costero cuando llegó un bote pequeño con un solo pescador. Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño.El empresario elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo le había tomado pescarlos.El pescador respondió que solo un poco de tiempo.El Empresario luego le preguntó por qué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado.El pescador le dijo que tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.El Empresario luego preguntó,¿pero qué hace usted con el resto de su tiempo.El pescador dijo, ” duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siestas con mi esposa María, me voy todas las noches al pueblo donde tomo ron y toco guitarra con mis amigos “.Tengo una vida completa y ocupada.El Empresario replicó: Yo soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande, con los ingresos del bote más grande podrías comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros.En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador de pescado, eventualmente abrir tu propio procesador de pescado.Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este “pobre” pueblo e irte a la ciudad, luego a la capital y eventualmente al exterior, donde manejarías tu empresa en gran expansión.El pescador preguntó, pero cuánto tiempo tarda todo eso? A lo cual respondió el empresario “entre 15 y 20 años”¿ Y luego que ?El empresario se ríe y dijo ” que esa era la mejor parte”.Cuando llegue la hora deberías anunciar un I. P.O. ( Oferta Inicial de Acciones ) y vender las acciones en oferta al público.Te volverás rico, tendrás millones”.” Millones….¿y luego qué? Dijo el Empresario: ” Luego te puedes retirar.Te mudas a un pueblo en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pasear un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, ir todas las noches al pueblo donde tomas ron y tocas guitarra con tus amigos”El pescador respondió, ¿acaso eso no es lo que tengo ya?En esta fábula hay varios puntos importantes que hay que rescatar. En primer lugar, está el hecho de que, como se dijo anteriormente, las definiciones de éxito y riqueza son muy distintas para cada quien. Es por esta razón que es importante mantenerse fieles a uno mismo y no buscar imitar a otros para copiar sus triunfos. Recuerda que aquello que para ellos puede ser sinónimo de éxito, riqueza y felicidad, puede no serlo para ti también. El pescador de la fábula supo ver esto muy bien y por ello rechazó la oferta del empresario. Es importante destacar que el pescador no la rechazó porque sea un conformista, sino porque él ya está invirtiendo su tiempo en cultivar lo que él considera que son sus riquezas. De este modo, se puede decir que este señor ya es un hombre rico. Por otro lado, la fábula también nos habla de las verdaderas razones por las cuáles trabajamos y nuestras metas en la vida. Al final del relato, es seguro que el empresario comprende que, más allá del dinero, tanto él como el pescador tienen nociones muy similares de lo que es la satisfacción personal, aunque los medios para llegar a ese punto sean radicalmente distintos para ambos. Mientras que para el empresario el goce solo puede venir después de años de trabajo y grandes cantidades de dinero, para el pescador no hay mejor momento que el presente. Este invierte su tiempo en lo que desea hacer, disfruta cada paso del camino. En resumen, el empresario se preocupa por acumular riquezas, mientras que el pescador se ocupa en disfrutarlas. De acuerdo con estos fundamentos, y según mi opinión, el pescador es, entonces, el hombre más rico de los dos.

Post Author: admin

x

Hi!
I'm Erica!

Would you like to get a custom essay? How about receiving a customized one?

Check it out